glutamina-efectos-secundarios

Efectos secundarios de la glutamina

Los efectos secundarios de la glutamina son tan excepcionales que se podría decir que no existen.

Los estudios científicos han puesto de manifiesto que la suplementación con glutamina no causa efectos adversos

Según se desprende de diversas investigaciones y ensayos clínicos, la suplementación con glutamina es segura, reporta muchos beneficios y no ocasiona efectos secundarios nocivos para la salud.

No obstante, un mal uso o un uso excesivo de los suplementos de glutamina, así como de cualquier otro suplemento o medicamento, puede dar lugar a efectos no deseados.

Estos perjuicios pueden ser leves, como molestias estomacales, o incluso peligrosos, como una reacción alérgica por hipersensibilidad o daños al sistema renal.

Por esta razón es importante seguir las indicaciones de un especialista o del fabricante en lo que se refiere a las pautas de consumo.

No se deben superar las dosis máximas recomendadas que, en general, están entre los 5 y los 15 gramos de glutamina al día en condiciones normales.

También es importante indicar que, debido a sus propiedades anticatabólicas, el consumo de glutamina está recomendado para quien realiza un entrenamiento con niveles de intensidad media o alta.

En deportes como el ciclismo, maratón, triatlón o ejercicios de musculación con pesas o máquinas de fitness es recomendable la suplementación debido a los beneficios que aporta.

Si realizas actividades físicas de poco esfuerzo, la suplementación con glutamina no es adecuada

En estos casos, la pérdida de este aminoácido a nivel muscular puede reponerse fácilmente con una alimentación adecuada.

¿Quien no debe tomar suplementos de glutamina?

glutamina-embarazo

Existen una serie de afecciones o circunstancias que hacen que el consumo de glutamina no sea recomendable.

Las personas con problemas renales deben evitar los suplementos de glutamina por los problemas que podrían tener a la hora de eliminarlos.

Recordemos que este aminoácido es eliminado a través de los riñones y un exceso de glutamina puede suponer un sobreesfuerzo para estos órganos.

Las personas con afecciones hepáticas (cirrosis), con síndrome de Reye o cualquier otra enfermedad que pueda dar lugar a la acumulación de amoniaco en el organismo no deben consumir suplementos de glutamina.

Este aminoácido perjudicaría aún más al organismo de las personas con este tipo de dolencias.

Los epilépticos no deben consumir suplementos de glutamina debido a que el ácido glutámico es un estimulante neuronal, lo que lo convierte en un factor de riesgo en la aparición de crisis convulsivas.

Las personas con sensibilidad al glutamato monosódico (síndrome del restaurante chino) podrían tener una reacción alérgica al consumir suplementos de glutamina debido a que el cuerpo convierte este aminoácido en glutamato.

Respecto a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, no se recomienda la suplementación con glutamina. El motivo es que se desconocen los posible efectos que su consumo puede provocar en el feto o en el lactante a través de la leche materna.

Por el mismo motivo, tampoco se recomienda su consumo para niños.

Hay que tener en cuenta que cualquier suplemento puede dar lugar a una reacción adversa por la interacción con otro medicamento.

Por esta razón, es importante consultar con un médico la conveniencia de tomar un suplemento de glutamina si se está siguiendo algún tipo de tratamiento.

En este sentido, no es recomendable consumir suplementos de L-glutamina si se están tomando medicamentos antiataques como carbamazepina, fenobarbital, Dilantin (fenitoína), Misoline (primidona) o ácido valproico (Depakene).

En todos los casos nombrados sería necesario consultar con un médico.

Efectos secundarios más comunes

glutamina-dolor-estomacal

Los efectos secundarios más comunes que se pueden producir por el consumo de suplementos de glutamina están relacionados con molestias gastrointestinales como

Dolor de estómago

Nauseas

Vómitos

Gases

Diarrea

Estas molestias son debidas a posibles dificultades para su digestión y la mejor manera de evitarlas es consumirlos con mucha agua y sin el estómago vacío.

También pueden aparecer tos o ronquera.

Posibles reacciones alérgicas

En caso de sufrir una reacción alérgica por el consumo de suplementos de glutamina es necesario acudir a urgencias de inmediato debido a los riesgos para la salud.

Síntomas de una reacción alérgica

Los síntomas de una reacción alérgica son los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón de la cara, el cuello, los labios, la lengua, o la garganta.
  • Aparición de sarpullido o ronchas en la piel.

Otras reacciones que requieren atención médica

Los casos que se enumeran a continuación son muy excepcionales por la poca frecuencia con la que se encuentran. Sin embargo, si se observa alguno de estos síntomas, sería asimismo importante acudir urgentemente al médico para tratar su recuperación:

  • Dolor en el pecho.
  • Signos de infección como fiebre y escalofríos.
  • Síntomas de la gripe.
  • Debilidad o cansancio infrecuentes.
  • Sangre en la orina o micción frecuente y dolorosa.
  • Confusión.
  • Problemas de audición.
  • Mareos o desmayos.
  • Dificultad para tragar.
  • Cambios en el color de la piel.
  • Pies y manos frías.
  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en brazos o piernas.
  • Llagas en la boca.

En conclusión, el consumo de suplementos de glutamina es totalmente seguro, tal y como evidencian los estudios al respecto.

No obstante, es recomendable solicitar y seguir las recomendaciones de un médico o especialista en nutrición deportiva para evitar los efectos adversos que podrían provocar situaciones como enfermedades previas, interacción con algunos medicamentos o un consumo excesivo.

Para más información relacionada con los efectos secundarios de la glutamina y su recuperación puedes visitar drugs.com.

 

Efectos secundarios
5 2

¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn